MOVILIDAD

Ayudas para la Movilidad

En cualquier momento de nuestra vida podemos encontrarnos en una situación de movilidad reducida, ya sea por una discapacidad física, como consecuencia de haber llegado a una edad avanzada o porque simplemente nos estamos recuperando de alguna lesión o intervención quirúrgica. En esos momentos resulta indispensable la ut...

Ayudas para la Movilidad

En cualquier momento de nuestra vida podemos encontrarnos en una situación de movilidad reducida, ya sea por una discapacidad física, como consecuencia de haber llegado a una edad avanzada o porque simplemente nos estamos recuperando de alguna lesión o intervención quirúrgica. En esos momentos resulta indispensable la utilización de las diferentes opciones existentes de ayudas para la movilidad.

Gracias a ellas, el paciente podrá disfrutar en mayor o menor medida de una mejora  de su autonomía. Además de esta gran función, las ayudas a la movilidad facilitan enormemente la labor de los cuidadores y evitando que ellos mismos puedan sufrir posibles lesiones por sobre esfuerzos.

¿Qué son las ayudas para la movilidad?

Las ayudas para la movilidad son todos aquellos accesorios o dispositivos que nos ayudan en nuestros desplazamientos cuando tenemos algún tipo de impedimento físico que nos condiciona nuestro desplazamiento autónomo.  Es importante que cuando esto ocurra podamos proporcionar al paciente todo aquello que le permita ganar en autonomía y superar los posibles obstáculos que pueda encontrar. Desgraciadamente, aunque se ha ido avanzando mucho en facilitar el acceso a cualquier espacio a las personas con movilidad reducida, todavía existen demasiados obstáculos a superar cuando se tiene algún tipo de dificultad en la movilidad: escalones, escaleras, ausencia de ascensores o rampas, etc...  Las ayudas a la movilidad ayudan a superar este tipo de obstáculos para permitir un desplazamiento libre de las personas con dificultades motoras.

Diferentes tipos de ayudas a la movilidad

En función de cada necesidad existe un tipo de ayuda:

Muletas y Bastones

Las muletas y los bastones ayudan al desplazamiento cuando se padece una lesión leve, se está en proceso de recuperación o cuando necesitamos un apoyo extra de estabilidad debido a la edad. Hoy en día las muletas son muy ligeras, ergonómicas y regulables según las características físicas del paciente.

Permiten que el paciente pueda desplazarse de forma autónoma apoyándose en la muleta o bastón, y por tanto sin sobrecargar la pierna o el pie sano.

Andadores

Los  andadores facilitan el desplazamiento cuando el paciente requiere un apoyo extra para caminar y mantenerse en equilibrio. Existen multitud de modelos de andadores a elegir según las características del paciente y también según su utilización. Son múltiples los beneficios que proporcionan, ya que los usuarios pueden salir a pasear y desplazarse de forma segura. Existen modelos de andadores con una cesta para poder llevar objetos de forma cómoda, además también hay andadores con un asiento incorporado, de este modo el usuario puede descansar en cualquier momento que lo necesite sin tener que buscar un banco o asiento en el lugar donde se encuentre.

Hay andadores diseñados para utilizarlos de forma preferente en interiores, andadores para utilizar en el exterior y andadores ambivalentes, que servirán tanto para interiores como para desplazamientos exteriores.

Grúas ortopédicas

Las grúas ortopédicas generalmente se utilizan en personas con una movilidad muy reducida. Se usan para trasladar a estas personas por ejemplo desde una cama a una sillas de ruedas. El traslado que se realiza con la ayuda de una grúa ortopédica es mucho más seguro tanto para el paciente como para el cuidador, ya que éste debe realizar mucho menos esfuerzo. Otra gran ventaja que cabe destacar es el beneficio a nivel psicológico que proporciona al paciente, ya que este tipo de desplazamientos con la ayuda de una grúa ortopédica se realizan de una forma más fácil y digna para el paciente.

Sube-escaleras

Una simple escalera se convierte en el peor de los enemigos de una persona con problemas en la movilidad. Cuando esto sucede en nuestro hogar, hay ocasiones en las que no se puede solventar este gran obstáculo con la instalación de un ascensor, debido a la falta de espacio o sobretodo al alto coste que ello supone. Con la ayuda de los diferentes tipos de sube-escaleras, podemos subir de forma fácil cualquier tipo de escalera, además existen modelos que son fácilmente transportables para poder llevarlos donde se necesite.

Como se puede ver, existen diversas soluciones para cada una de las necesidades que podamos tener que ayudan a recuperar parte de esa movilidad perdida y a mejorar la calidad de vida tanto del paciente como de los cuidadores.

En Ortoiberia somos profesionales en Ortopedia, por ello ponemos a su disposición diferentes tipos de ayudas a la movilidad para que sea muy sencillo encontrar y comprar cómodamente desde su hogar las ayudas técnicas que mejor se adapten a sus circunstancias. 

Le acompañamos en el proceso de compra para asesorarle en el momento que le surja alguna consulta o duda, sólo tiene que ponerte en contacto con nosotros y le aconsejaremos convenientemente cuál es el modelo o dispositivo de ayuda que mejor resuelva su situación.

Nuestra oferta se centra en proporcionar ayudas a la movilidad que proporcionen seguridad y autonomía en el día a día, fabricadas en materiales de primera calidad, siempre adaptadas al usuario y a su entorno.

Nuestro objetivo: mejorar la calidad de vida del paciente así como la de sus cuidadores.

Más

MOVILIDAD No hay productos en esta categoría

Subcategorías

  • Muletas y Bastones

    Muletas, Bastones y Accesorios para Muletas

    ¿Cuándo es necesario utilizar muletas o bastones?

    Existen diferentes razones por las que se hace necesaria la utilización de algún tipo de soporte de ayuda para caminar. En algún momento de nuestra vida podemos sufrir de algún tipo de disminución de las capacidades motoras de nuestras extremidades inferiores. Cuando esto nos ocurre es necesario comprar una muleta ortopédica o un bastón que nos ayude al desplazamiento y nos proporcione estabilidad.

    Por otro lado, cuando llegamos a una edad avanzada suele ser habitual tener la necesidad de un soporte o ayuda extra para caminar con seguridad, estos apoyos para la marcha son lo que las muletas y bastones proporcionan a los ancianos.

    Tipos de muletas ortopédicas

    Las muletas ortopédicas son de gran utilidad cuando se padece algún tipo de lesión o reducción de la movilidad de las extremidades inferiores o en la cadera. Esta disminución de nuestra movilidad puede ser más o menos duradera llegando incluso a ser irreversible. El período de tiempo que vayamos a necesitar de las muletas será uno de los factores que pueden determinar cuál es el mejor tipo de muleta para cada caso. Existen otros factores que nos pueden determinar la opción de adquirir uno u otro tipo de muletas, como por ejemplo puede ser el tipo de lesión, el uso principal que vamos a darle, si la queremos para exterior o interiores únicamente, si es una muleta para hacer algún tipo de rehabilitación, etc…

    Muletas axilares:

    Las muletas axilares son aquellas muletas que llegan hasta la axila, sirviendo ésta de punto de apoyo. Otro punto de apoyo son las manos que se apoyan en un soporte de la muleta que se encuentra a media altura. Este tipo de muletas tienen el soporte axilar acolchado para una mayor comodidad, además la empuñadura suele ser regulable para que el usuario pueda adaptar la muleta cómodamente a su altura. Aun así, cabe destacar que existen modelos de muletas axilares para los usuarios más altos y también existen muletas axilares especialmente diseñadas para los niños. Es importante que la muleta se adapte perfectamente a la altura de la persona que la va a utilizar.

    Este tipo de muleta suele recomendarse cuando no es necesaria su utilización durante un espacio de tiempo prolongado.

    Muletas o bastón inglés:

    El bastón inglés es otro tipo de muleta ortopédica que debido a sus características se suele recomendar para las personas que requieren su utilización durante espacios de tiempo más prolongados. Estas muletas de antebrazo tienen una empuñadura donde se coloca la mano y que es el lugar donde se ejerce una mayor presión ya que se trata del punto de apoyo fundamental. Estas empuñaduras suelen ser ergonómicas y están debidamente acolchadas para evitar dolores de muñeca. Al igual que en las muletas axilares, es importante que este tipo de muleta ortopédica esté correctamente ajustada a la altura del usuario, para facilitarlo la mayoría de muletas disponen de empuñadura regulable en diferentes alturas. También existen muletas donde se puede ajustar la altura del soporte del codo.

    También podemos encontrar muletas cuadrípodes, es decir que poseen cuatro puntos de apoyo al suelo. Este tipo de muletas suelen recomendarse para usuarios que necesitan una estabilidad extra. Por norma general se suelen utilizar únicamente para desplazamientos en espacios interiores.

    Actualmente existen muletas de aluminio, este tipo de muletas son especialmente ligeras y por tanto presentan una mayor comodidad y facilidad de adaptación.

    Las conteras de las muletas es aquella parte de la misma que está en contacto con el suelo, es importante que las conteras ofrezcan un buen agarre al terreno, por tanto que ofrezcan seguridad y estabilidad. Las conteras de muletas son de goma y actualmente la mayoría ofrecen un extra de comodidad, ya que amortiguan los golpes y además son silenciosas.

    Bastones

    Los bastones son aquellos accesorios para personas con movilidad reducida que suelen utilizarse por las personas que necesitan un punto de apoyo extra a la hora de caminar. Esto puede suceder por haber llegado a una edad avanzada o simplemente por estar recuperándose de algún tipo de lesión que requiera aligerar el peso de la extremidad inferior dañada.

    Suele ser habitual que los ancianos necesiten este extra de apoyo como es el bastón, ya sea por una enfermedad como la artrosis, por encontrarse un poco más débiles o por tener algún problema de equilibrio. Con el bastón conseguimos que estas personas se sientan seguras a la hora de caminar.

    Existen diferentes tipos de bastones:

    • Para aquellas personas que necesitan una estabilidad extra que no le puede proporcionar un bastón tradicional existen los bastones multipodales. Este tipo de bastones suelen tener tres o cuatro puntos de apoyo con el suelo, de esta forma ofrecen un extra de estabilidad y por tanto de seguridad.
    • Bastones regulables: Al igual que en el caso de las muletas, es importante que los bastones se adapten a la altura del usuario, de lo contrario no proporcionaran la comodidad y seguridad necesarias. Por esta razón existen bastones ortopédicos que pueden regularse en altura para adaptarse perfectamente al usuario.
    • Bastones plegables: Los bastones plegables poseen un extra de comodidad ya que pueden plegarse de forma muy sencilla para que el usuario los pueda trasladar fácilmente.

    Si usted se encuentra en la situación en la que necesita comprar muletasbastones o algún tipo de accesorio para muletas, en Ortoiberia encontrará un amplio catálogo con diferentes modelos para ayudarle a encontrar aquella muleta o bastón que mejore su la movilidad de la manera más eficiente según sea su necesidad específica.

    Disponemos de diferentes modelos de muletas, todas ellas son ligeras ya que están fabricadas en aluminio, con la gran ventaja de proporcionar una gran estabilidad con un peso muy reducido. En Ortoiberia encontrará muletas axilaresmuletas infantilesmuletas cuadrípodes que proporcionan una estabilidad extra, bastones y diferentes accesorios para muletas como conteras o puños.

    Nuestras muletas son regulables en altura y pueden disponer también de empuñaduras regulables para asegurar la mayor comodidad del usuario. Tienen conteras de goma para evitar los deslizamientos, puños anatómicos y son silenciosas en la marcha. Como hemos mencionado, gracias a la amplia variedad de tipos de muletas de diferentes precios es muy sencillo encontrar la más adecuada para cada usuario.

    Somos conscientes que a veces puede resultar complicado elegir una primera muleta o bastón, por ello si usted necesita de nuestro asesoramiento para elegir la muleta o bastón más adecuados  para sus circunstancias, no dude en ponerse en contacto con nosotros.  Somos profesionales en Ortopedia y estaremos encantados de poder asesorarle de forma personal y profesional. ¡Le esperamos!

  • Andadores para Adulto

    Andadores para adultos

    Los andadores para adultos, caminadores o rolators se convierten en un elemento indispensable para personas que por algún motivo tienen su movilidad reducida y por tanto necesitan de una ayuda para poder caminar y desplazarse. En algunos casos se trata de pacientes que han sufrido alguna intervención en sus extremidades inferiores y puntualmente necesitan ayuda para caminar, a veces se trata de personas que están en proceso de rehabilitación, en otros casos el paciente sufre alguna enfermedad que merma sus capacidades motoras o simplemente se trata de una persona mayor que necesita una ayuda extra para poder caminar. Para cada tipo de necesidad existe un andador que se adecúa de forma correcta a las circunstancias específicas de cada usuario.

    ¿Cómo elegir un andador para adultos de forma correcta?

    Existen muchos modelos diferentes de andadores para mayores, esto es una gran ventaja ya que tenemos un amplio catálogo de andadores entre los que elegir, con diferente rango de precios y características. Sin embargo, a la hora de comprar un andador no debemos perdernos entre la multitud de modelos y elegir muy bien cuál es la mejor opción para nosotros. Para ello es muy importante tener muy claro para qué vamos a utilizar el andador y el grado de movilidad que tiene la persona que va a utilizarlo.

    Los andadores en la actualidad son bastante ligeros y a la vez estables, podemos encontrar caminadores fabricados en aluminio que son muy ligeros, y andadores fabricados en acero que son un poco menos ligeros que los de aluminio pero a la vez son muy robustos y estables.

    Andadores para interior:

    Si el paciente va a utilizar el andador únicamente para desplazarse por el interior de su casa puede utilizar un caminador fijo, es decir que no disponga de ruedas. Este tipo de andador es perfecto para desplazamientos cortos. Debe tener en cuenta que con este tipo de andadores el usuario debe tener la suficiente fuerza en los brazos para poder acompañar al andador cuando realice la marcha.

    Cuando el usuario no tiene la suficiente fuerza para levantar el andador fijo o tiene un mayor grado de dependencia del andador puede optar por un andador de dos ruedas. Estos andadores disponen de dos ruedas en la parte delantera y unos tacos de goma en las patas traseras que impiden peligrosos deslizamientos y permiten que el andador quede frenado. Puede utilizar este tipo de andadores tanto para desplazarse por su casa como para desplazamientos por el exterior, siempre teniendo en cuenta que si lo utiliza para el exterior los tacos de goma de las patas tienden a desgastarse con más frecuencia debido a la fricción.

    También existen andadores de tres ruedas, este tipo de caminadores sirven de igual modo  para desplazarse tanto por el interior de casa como para dar pequeños paseos. Son caminadores con unas medidas estrechas que permiten una correcta movilidad por dentro del hogar.

    En general los andadores de interior son de dimensiones reducidas para poder adaptarse a todos los tipos de viviendas y poder pasar por los anchos de las puertas o pasillos sin dificultades. Además son andadores plegables para que se puedan plegar de forma muy sencilla y no sea ningún inconveniente su almacenaje cuando no se están utilizando.

    Andadores para exterior:

    Los andadores de exterior son recomendables para personas que tiene previsto su utilización de forma mayoritaria al aire libre y que además dependen en un alto grado del andador para poder desplazarse. Por norma general son andadores de cuatro ruedas que permiten una amplitud de movimientos muy grande realizando el mínimo esfuerzo, por ello son recomendables para personas con un grado más alto en la merma de su movilidad. Suelen ser caminadores un poco más voluminosos que los caminadores de interior.

    Este tipo de andadores suelen disponer de asiento para que el usuario pueda descansar en cualquier momento de la marcha, este complemento del caminador resulta muy útil ya que proporciona mucha seguridad al usuario que sabe que en cualquier momento dispone de un asiento para poder reposar. En algunos modelos además de asiento disponen de respaldo para poder descansar la espalda. Existen modelos de andador con una práctica cesta para llevar pequeños objetos sin producir desequilibrios. En ocasiones y dependiendo del modelo de andador puede incorporarse esta cesta de forma opcional.

    Sistemas de frenado:

    Los caminadores de hoy en día resultan muy seguros ya que gracias a su sistema de frenado proporcionan al usuario una gran seguridad. Existen principalmente dos sistemas de frenado:

    • Freno por presión: en este tipo de frenos el usuario sólo tiene que apoyarse en los puños del andador y se acciona el freno. Cuando se ejerce esa presión en los puños se activan unos tacos de goma en las ruedas traseras quedando así el andador inmóvil.
    • Frenos de maneta: este sistema es similar al que utilizan las bicicletas, consiste en unas manetas que se encuentran debajo de los puños, presionándolas el caminador se queda completamente frenado. Cuando el usuario necesite bloquear el andador, por ejemplo en el caso que quiera sentarse en el asiento del mismo, este tipo de freno puede bloquearse con un sencillo gesto que consiste en tirar de las manetas hacia abajo. De esta forma el andador queda bloqueado.

    ¿Cómo utilizar el andador de forma correcta?

    Una vez decidido el tipo de andador que mejor se adapta a las circunstancias y al grado de movilidad del usuario, otro factor de vital importancia a tener en cuenta es utilizar de forma correcta el caminador. Todos los andadores son regulables en altura, por lo general se regulan a través de unas manetas que se encuentran en los brazos del caminador. Lo primero que debemos hacer es regular el andador a la altura correcta del usuario.

    La primera duda que nos surge es, ¿cómo elegir la altura del caminador de forma adecuada?. Regular la altura es muy sencillo, el usuario debe colocarse dentro del andador, entonces dar un pasito hacia atrás siempre evitando que los pies sobrepasen las patas del andador, más o menos los pies deben quedar entre las patas del andador. Esa sería la posición correcta, a partir de esta posición debemos regular la altura. El caminador debe quedar a la altura de la cadera del usuario, de esta forma los brazos quedan ligeramente flexionados por los codos. Esta es la posición correcta ya que si la altura del andador es excesiva veremos que los brazos quedan muy flexionados y el tronco se inclina hacia atrás, por el contrario si el andador queda demasiado bajo los brazos quedaran muy extendidos y el cuerpo quedará curvado hacia delante. Es muy importante regular la altura para que el usuario se sienta seguro y cómodo cuando utilice su andador.

    Una vez lo tenemos correctamente adecuado a la altura del usuario utilizar el andador es sencillo, eso sí, se debe hacer con precaución si lo utilizamos por primera vez. Si se trata de un rolator de dos o cuatro ruedas el usuario debe mover ligeramente el rolator hacia delante, siempre permaneciendo erguido sin curvarse hacia delante. Si avanzamos demasiado el rolator corremos el riesgo de que el tronco se incline hacia delante y aumenta el riesgo de caída. Se deben hacer pasos cortos apoyándose en el andador. Si el usuario quiere girar hacia un lado debe girar el andador hacia ese lado y avanzar primero la pierna del lado hacia donde necesita girar.

    Beneficios de utilizar andadores

    Entre los mayores beneficios que ofrecen los andadores para adultos es que proporcionan seguridad y estabilidad en el desplazamiento a aquellas personas con movilidad reducida o problemas de estabilidad.

    Si utiliza un andador evitará inoportunas caídas y por tanto peligrosas lesiones. Por otro lado, su utilización permite al usuario del andador mantener un alto grado de autonomía, ya que no depende de una tercera persona para poder incorporarse y moverse.

    Otro gran beneficio de la utilización de los andadores de adultos es que con su uso las personas con movilidad reducida pueden ejercitar sus músculos aunque sea mínimamente, con todos los beneficios que esto representa a nivel físico pero también a nivel psíquico. Gracias a los diferentes andadores incluso aquellas personas con una gran dificultad para caminar pueden hacerlo mejorando enormemente su capacidad motora y retrasando el deterioro muscular que se produciría si no hubiera ningún movimiento. No nos podemos olvidar de la importancia a nivel psicológico que representa para estas personas poderse mover de forma autónoma.

    En Ortoiberia estamos encantados de poner a su disposición diferentes tipos de andadores para adultos y ancianos para cubrir todas las necesidades, de diferentes rangos de precios para que sea muy fácil encontrar el más adecuado para las circunstancias del paciente, todos de primeras marcas del mercado como por ejemplo la marca española FORTA. Disponemos de caminadores de exterior e interior, con ruedas y con tacos, con tres o cuatro ruedas, incorporadores, andadores para adulto con asiento incorporado, etc... 

    También podrá encontrar en nuestra tienda diferentes complementos para los andadores de adultos como son el Kit de ruedas o la cesta para incorporar al andador.

    Todos nuestros andadores están fabricados en material de primera calidad, son ligeros y fáciles de maniobrar, ¡verá qué fáciles y cómodos son de utilizar!.

    En Ortoiberia le facilitaremos toda la información que requiera para comprar su andador para ancianos o adultos que cubra perfectamente todas sus necesidades. Por favor, no se quede con ninguna duda respecto al caminador más adecuado para usted, si tiene cualquier consulta referida a alguno de nuestros andadores no dude en consultarnos, estaremos encantados de atenderle, somos profesionales de la Ortopedia y estamos a su completo servicio.

  • Grúas Ortopedia

    Grúas ortopédicas para personas con movilidad reducida

    Las grúas ortopédicas se utilizan para el traslado de personas con movilidad reducida de una forma segura y sin esfuerzo para el cuidador. Son un elemento indispensable para mejorar la vida de los pacientes pero también de las personas encargadas de su cuidado. Las principales ventajas que proporcionan las grúas ortopédicas son la facilidad con la que se realiza la trasferencia del paciente, de una manera digna para la persona con movilidad reducida y a la vez evitando posibles lesiones por sobre esfuerzo de las personas encargadas de su cuidado. Con las grúas ortopédicas podemos trasladar de forma cómoda al paciente por ejemplo desde la cama a una silla de ruedas y para este traslado sólo se necesitará la colaboración de una persona, ahorrando tiempo y esfuerzo por parte de los cuidadores, otra ventaja a tener en cuenta de las grúas ortopédicas. La persona encargada del cuidado del paciente únicamente deberá colocarle el arnés de la grúa, pero esta es una tarea que no requiere esfuerzo y se realiza fácilmente con una serie de movimientos.

    En Ortoiberia disponemos de diversos modelos de grúas ortopédicas o de traslado, para que de esta manera le sea muy fácil encontrar aquella que mejor se adapte a sus necesidades. Todas nuestras grúas ortopédicas son robustas, seguras y fáciles de manejar. Si tiene cualquier duda al respecto de cuál es la mejor según sus circunstancias, no dude en consultarnos, estaremos encantados de resolver todas sus dudas.

  • Arnes Grúa Ortopedia

    Tipos de arnés para grúa de ortopedia

    Existen diferentes tipos de arnés para grúas ortopédicas dependiendo de las situación y las necesidades del paciente. Desde Ortoiberia ponemos a su disposición diferentes tipos de arneses para grúas para facilitar la transferencia del paciente de forma segura y cómoda. 

    Existen arneses para grúas con apoyo en la cabeza para aquellas personas que tienen dificultades a la hora de mantener erguida su cabeza. Disponemos también de arneses de malla que pueden mojarse y son los idóneos para el baño. También existen los arneses con sujeción dorso-lumbar y con respaldo. Además estos arneses disponen de varias tallas para poder adaptarse también a las personas que son de talla grande o que padecen obesidad.

    Todos los arneses para grúas ortopédicas están fabricados con tejidos de primera calidad, resistentes y fáciles de limpiar. Si tiene cualquier duda sobre cuál es el tipo de arnés que más le conviene, estaremos encantados de poder atenderle.

  • Sube Escaleras

    Modelos de Sube-Escaleras Liftkar

    En Ortoiberia ponemos a su disposición diferentes modelos de Sube-escaleras Liftkar. Estos sube-escaleras salvan el obstáculo que representa una escalera para los pacientes que necesitan una silla de ruedas. Sirven para poder subir diferentes tipos de escaleras ya sea de caracol, de pendiente pronunciada o cuando el espacio es reducido. Pueden usarse tanto en escaleras de interior como de exterior. Existen sube-escaleras que llevan un silla incorporada y también sube-escaleras que se adaptan a la silla de ruedas. Los sube-escaleras Liftkar son plegables, fáciles de transportar y fáciles de limpiar.

    Si tiene cualquier duda a la hora de comprar del sube-escaleras Liftkar, estaremos encantados de atenderle y ayudarle a resolver cualquier tipo de duda.